Galaxy S8: Estas son las nuevas características del nuevo Samsung

0
348

La marca de celulares Samsung presentó oficialmente su gran teléfono estrella para 2017, el Galaxy S8, que viene acompañado de un modelo mayor, el Galaxy S8+. La coreana se la juega en 2017 con este teléfono, y su apuesta no podía ser más ambiciosa. En Teknautas, hemos probado ya durante unas horas el Galaxy S8 y si este no es el mejor Android del año, no nos cabe duda de que ocupará un lugar en lo más alto.

Las filtraciones producidas durante las últimas semanas sobre el diseño y nuevas funciones del ‘smartphone’ de Samsung han acertado de lleno. Aumenta el tamaño de pantalla, se reducen los marcos, desaparece el botón de inicio y mejora mucho la cámara. Estas son las novedades clave. Pero hay muchas más, que desgranamos a continuación.

¿La primera valoración general? Inmejorable. ¿Cuándo lo veremos y cuánto costará? En un mes: saldrá a la venta en España el 28 de abril y costará 809 euros el Galaxy S8 y 909 euros el Galaxy S8+.

Todo pantalla

El principal atractivo del Galaxy S8 es la pantalla. Una pantalla enorme, que llega en dos variables (5,8” en el S8 y 6,2” en el S8+) con los laterales curvos, pero que sorprende porque, para una persona con las manos pequeñas (como es mi caso), permite llegar al otro extremo con facilidad. Hacer lo mismo con la zona superior de la pantalla es otra batalla distinta, una que solo aquellas personas con dedos estilizados podrán ejecutar. Como es habitual en la firma surcoreana, el teléfono cuenta con pantalla Super AMOLED y resolución 2K, que se traduce en uno de los mejores ‘displays’ del mercado. Nada que no supiéramos con anterioridad.

Ambos modelos del teléfono cuentan con pantallas curvas, aunque un detalle que se escapaba en las imágenes filtradas es el grado de curvatura, que esmenor que en el S6 y S7. Según Samsung, el objetivo detrás de esta medida es doble: evitar que el usuario active la pantalla por error y mejorar el agarre.

Es, de hecho, la única diferencia clave entre ambos modelos, el S8 y S8+: el tamaño de pantalla. La otra es la capacidad de la batería: 3.000 mAh el S8 y 3.500 mAh S8+. Todas las demás especificaciones en ambos terminales son exactamente las mismas.

Otro aspecto destacado de la pantalla es la desaparición del botón ‘home’que, como indicaban algunos rumores, está ahora integrado en la zona inferior del ‘display’. Al estilo de lo que sucede con los últimos iPhone, Samsung ha integrado un pequeño motor para que al apretar en esa zona se produzca una pequeña vibración que ofrece el ‘feedback’ suficiente para que el usuario sepa que se ha producido esa pulsación.

Lo que se mantiene, aunque se va a la parte trasera, es el sensor de huellas dactilares. En los pocos minutos de prueba que hemos tenido, nos ha parecido uno de los fallos del nuevo teléfono: su posición no es la más natural posible y el hecho de estar separada del botón ‘home’ le resta usabilidad. Que el terminal cuente con escáner de iris y reconocimiento facial relega la huella dactilar a un segundo plano que Samsung, incluso, se podría haber ahorrado.

Cámaras con mayor apertura

Uno de los grandes puntos a favor de la familia Galaxy siempre ha sido la cámara. Y aunque en nuestra prueba no la hemos podido testar a fondo, las especificaciones sobre el papel resultan interesantes si se tiene en cuenta la labor realizada hasta la fecha por el fabricante coreano. Ambas versiones del S8 contarán 12MP en la montura trasera y 8MP en la delantera, y una apertura focal de f1.7, que debería traducirse en imágenes todavía mejores con poca luminosidad.

Es importante reseñar que la cámara sigue integrada en el cuerpo del teléfono y que no sobresale, como ya sucedía en el Galaxy S7, y que cuenta con todos los añadidos habituales del modo manual. Samsung también ha querido ‘rendir un homenaje’ a Snapchat y ha incluido ‘stickers’ para adornar las imágenes.

Además, la firma también ha anunciado una nueva edición del Gear 360, la cámara que permite grabar en 360 grados y que ahora no solo lo hace en 4K sino que también tiene la opción de retransmitir en directo utilizando la conexión del teléfono.

Bixby: ¿de verdad necesitas otro asistente?

La firma ya había revelado, semanas atrás, que el Galaxy S8 iba a contar con una novedad desde el punto de vista del ‘software’. Bixby es un asistente que pretende no parecerse a nada de lo que hemos visto hasta la fecha en iOS, Android o Windows. Por el momento, lo poco que hemos visto ofrece alguna pista en esa dirección pero, como suele suceder con los asistentes, Bixby parece contar con sus mismos defectos. ¿El principal? Que no sea imprescindible para el usuario.

Samsung asegura que trabajará a diferentes niveles. Para empezar, se activará a través de un botón en el lateral del terminal y podrá interactuar a diversos niveles con el usuario: se podrá hablar con él, ofrecerá información acerca de lo que tenemos en pantalla. Samsung lo vende como una herramienta que agilice la experiencia de usuario en contraposición al ayudante virtual que representan Siri, Cortana o el asistente de Google.

Para los curiosos, el nombre de Bixby tiene un culpable: los ‘millennials’. “Queríamos que no se pudiera asociar a ningún género. Recibimos muchas propuestas y Bixby estaba entre los finalistas, aunque no era el primero”, explica la compañía. Que fuera el preferido de ese ‘target’ fue lo que empujó a Samsung a bautizarlo con este nombre.

DeX: trabaja desde tu Galaxy

La coreana ha mostrado también otras novedades relacionadas con el Galaxy. Las ha habido para todos los gustos, desde un ‘hub’ para controlar diferentes ‘gadgets’ relacionados con la casa conectada hasta una revisión del Gear VR, pero uno de los que parecen interesantes ‘a priori’ es DeX, no tanto por el concepto como por la ejecución.

Esta base de carga que conecta el teléfono a un monitor, un teclado y un ratón vuelve sobre los pasos que ya ha explorado Microsoft con Continuum y que no han parecido haber calado entre el gran público. ¿Por qué debería hacerlo DeX? La idea sobre la que parte la hemos escuchado cientos de veces: deshazte de tu PC y utiliza tu móvil o tableta en su lugar.

Si bien parece complicado organizar todo un ecosistema de sobremesa sin el elemento central, el PC, para utilizar el móvil como solución alternativa, lo que vimos en la prueba resultaba interesante por la agilidad y la fluidez con la que el Galaxy movía diferentes aplicaciones a la vez. ¿Podría ser una alternativa para ese usuario que no quiere tener un ordenador en casa? Se hace extraño pensar que sea así, sobre todo, visto que ni siquiera las tabletas han logrado desplazar al PC en términos de productividad.

Doble o nada

El Galaxy S8 es un producto esencial en el catálogo de Samsung. El desastre de imagen del Note 7 obliga al mayor fabricante de telefonía a dar la cara,reforzar su prestigio y hacerlo con un teléfono que ofrezca algo diferente después del exitoso y conservador a partes iguales S7.

El S8 arriesga, y esa es una gran noticia. Puede tener algunos elementos discutibles, como la traslación del sensor de huellas a la parte trasera o la inclusión de otro asistente, pero sus formas y su pantalla deberían ser garantía para, al menos, suscitar interés entre los usuarios más acérrimos del ecosistema Android. Cuando en Teknautas hablamos de la creciente pujanza de algunos fabricantes, como Huawei, siempre citamos un aspecto en que el fabricante chino todavía no se acerca a Apple o a Samsung: el factor sorpresa que diferencia a los grandes nombres de la telefonía móvil. El Galaxy S8 es la prueba de por qué Samsung está en esa exclusiva categoría en la que compite de tú a tú con los fabricantes del iPhone.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here