La diplomacia gastronómica peruana

Publicado por el Diario Correo el día 28 de septiembre del 2015

0
353

En diplomacia los recursos y medios para hacer más efectiva y eficaz la negociación, es lo que nunca debe descuidarse. Constituyen, a mi juicio, el mayor potencial para materializar los intereses del Estado. Nuestra gastronomía, una de las mejores del mundo, aunque por sí misma es un interés nacional, hace rato cumple con esos requisitos y por eso hablamos de la diplomacia gastronómica. Nos ha costado tiempo asumirla como política de Estado -nuestros cocineros más renombrados lo hicieron por vocación y en solitario durante muchos años- y, aunque todavía falta articular algunas piezas en su construcción orgánica, ya viene dando sus frutos: la exitosa jornada anual de Mistura, que en este mes acaba de cumplir su octava edición y la pasión que le ha inyectado a nuestra política exterior la embajada del Perú en Honduras, cuyo jefe de Misión viene cosechando importantes logros para el país a través de sus permanentes publicaciones gastronómicas premiadas internacionalmente. Sobre lo anterior debo decir dos cosas: 1° Es tiempo de descentralizar Mistura, declarada de interés nacional. Será un reconocimiento a la pluralidad y al sincretismo de nuestra diversidad culinaria con enorme impacto en la afirmación de la unidad e identidad nacionales. 2° Honduras, un país con más de 8 millones de habitantes, por la gastronomía ha visto acrecentada su calidad comercial haciéndola más dinámica con países estratégicos del cono sur, como es el caso del Perú. La visión del embajador G. Gonzales Arica deberíamos aprovecharla con otros países y bloques incitando a la otra parte en una mesa de negociación la tesis “fui conquistado por su comida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here