La Sociedad Digital sin Urresti

0
532

Hace dos meses, realizamos una medición de las interacciones de los impactos en Redes Sociales que generaba el Ministro del Interior Daniel Urresti, a raíz de sus “Tuits” polémicos contra políticos de la oposición y periodistas, con opinión contraria al régimen de turno, llegando a tener un alcance de 430 mil usuarios, cifra bastante grande y generadora de corrientes de opinión.
Hay que añadir que el crecimiento rápido de Urresti en Redes Sociales se debe a que fue el único representante del gobierno que se atrevió a lanzar diatribas a través de su cuenta de Twitter contra toda la oposición, sea apristas, fujimoristas, izquierdistas, ortodoxos, todos. De tal manera, que consiguió la atención general logrando los rebotes de sus declaraciones tanto por sus correligionarios como sus detractores.
Las Redes Sociales son herramientas de comunicación abiertas y democráticas, impedir usarlas para comunicar o informar, sería parte de armar un juego a las dictaduras o de gobiernos represivos. Silenciar al Ministro del Interior, jamás fue sugerido pues va en contra del juego de la democracia. Lo que si se pidió en diferentes canales y formas, fue que cesen los ataques con adjetivos. Lastimosamente Urresti, utilizó un “retuit” de un “meme” muy sugerente y agresivo sobre varias damas vinculándolas al Ex presidente Alan García. Eso conmocionó a toda la sociedad digital; llamo así a todos los usuarios que interactúan en la “tuitósfera” y los medios digitales vinculados a la política nacional y temas de actualidad. Que en conjunto reaccionaron ante tan nefasta acción.
Ubiquémonos a fines de noviembre cuando por primera vez el Ministro del Interior apareció como posible candidato del oficialismo a las presidenciales para las elecciones del 2016, cuando se encontraba en el máximo de su porcentaje de aprobación por la población. Cuanto lamentará en este momento, haber utilizado una red social de la manera más absurda, en vez de aprovechar la aceptación ciudadana y utilizar las redes sociales para convocar a la población y en conjunto, hacerle frente; al flagelo de la delincuencia, cosa que no hizo el Presidente de la República, bien pudo Urresti capitalizar ese espacio; sin embargo en vez de eso, se utilizó como una ametralladora de adjetivos contra sus opositores, generando una sensación de descontrol. Pues ni la premier Ana Jara en su momento pudo parar estas acciones.
Hoy, ubicado con una menor aprobación y con el rechazo cada vez mayor de la sociedad, decide no responder a la oposición a través del Twitter. Lo peor de todo, que todas las aseveraciones del Ministro jamás se realizaron a título personal, sino como ministro del Interior como muestra hasta el día de hoy en su biografía de la cuenta @danielurresti1 “ Ministro del Interior”. Todo esto tuvo la atención noticiosa semanas y meses, mientras Martín Belaunde huía a Bolivia, se exponía el Informe de la Comisión López Meneses, La Ley “Pulpín” y se destapaban los espionajes a varios personajes de la política nacional
¿Será que fue una estrategia?, pues las Redes Sociales responden muy bien a estrategias de comunicación, para este caso, bien definidas desde el Ministerio del Interior hacia afuera. Veremos, si los demás miembros del gabinete toman por fin una estrategia comunicativa a través de Redes Sociales en favor de la población y no solo para cubrir o satisfacer sus intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here