MUJERES POLÍTICAS JÓVENES

0
325

Los días 19 y 20 de julio se realizó en Huaraz el III Encuentro de Mujeres Políticas Jóvenes con apoyo del Comité de Damas Parlamentarias. El evento permitió reunir a decenas de jóvenes mujeres que están incursionando en política o que ya tienen relativa experiencia a pesar de su corta edad.

La participación política de las mujeres es necesaria en un contexto conservador, machista y represivo como el peruano, en donde las mujeres tienen severas trabas para realizar no solo su actividad política sin que su género sea un factor contraproducente, sino que en el continuo de la vida de cualquier mujer atravesamos una serie de violencias que suelen ser formadoras de nuestra identidad y que son las condiciones materiales y emocionales que deberían generar compromisos y lucha conjunta entre mujeres.

A pesar de los serios problemas de organización y de contenido, en donde el tema de género estuvo muchas veces ausente (¿era necesaria una mesa sobre corrupción?, el secretario nacional de juventudes señaló que no sabía por qué había sido invitado porque en su lugar debió haber estado alguna mujer de la Senaju, etc.), la nula presencia de mujeres amazónicas, la invisibilización de las mujeres afrodescendientes, la escasa participación de mujeres lesbianas, trans y bisexuales, que tienen que ver más con cuestiones estructurales y de fondo, pero que tienen que ser priorizados en este tipo de eventos y que de por sí deben llamar la atención y generar un trato diferenciado que genere la posibilidad de que estas poblaciones sean representadas de forma correcta, ya que si de por sí las mujeres participan poco en política, los sectores en situación de vulnerabilidad tienen menores oportunidades de hacerlo porque atraviesan mayores obstáculos para que sus demandas sean visibilizadas y tomadas en cuenta.

El encuentro fue una excelente oportunidad para conocer en qué están las jóvenes políticas, a qué partidos pertenecen, cuáles son sus agendas e intereses y, además, cuáles son los problemas que atraviesan en el largo camino de la apuesta política. Y también para observar cómo, a pesar de ser tan jóvenes, algunas ya tienen las taras políticas que siguen perjudicando a la sociedad peruana, exceso de demagogia, muchas actuando como candidatas, porque a pesar de ser algunas candidatas en estas próximas elecciones, el espacio no era para hacer propaganda electoral, sino para entablar un diálogo político que dé nuevas luces y horizontes a la construcción de nuevas formas de hacer política que generen inclusión y profundicen la democracia en igualdad de oportunidades para mujeres y hombres más allá de la cuota de género y la alternancia.

Es preocupante también que los partidos políticos de derecha hayan cooptado estos espacios, porque a partir de ahí no se genera una crítica necesaria al gobierno de turno, al modelo económico, al conservadurismo de los partidos y a la misma sociedad peruana y las taras que aún la laceran. La presencia de las mujeres de izquierda en este contexto es difícil y minoritaria. Se extrañó, por ejemplo, la presencia de Verónika Mendoza o Rosa Mavila, quienes hubieran dado un punto de vista diferente a lo que se escuchaba hasta ese momento. Quién sí estuvo fue Marisol Pérez Tello, que habló sobre los derechos de las mujeres. Participación que queda en entredicho cuando se sabe que apoyó a Pablo Secada cuando salieron las primeras pruebas de que era un violentador de mujeres, y segundo, porque le importaron poco los derechos de las personas LGTB al momento de eliminar todas las variables de discriminación de la ley que sancionaría los crímenes de odio cuando era presidenta de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.

¿Cómo es posible hablar de derechos de las mujeres cuando se apoya a una persona que violenta a las mujeres y cuando las mujeres lesbianas, trans y bisexuales no tenemos ni una sola ley que nos proteja con la complicidad de partidos de derecha como el PPC? Un ejemplo actual es cómo el debate de la unión civil se ha visto retrasado una y otra vez, dando la oportunidad de que aparezcan tres proyectos alternativos del fujimorismo y de Restauración Nacional que intentan eliminar la posibilidad de que los LGTB tengamos derechos, y quien preside actualmente la Comisión de Justicia y Derechos Humanos es el PPC. La derecha sigue complotando para que mujeres y LGTB no tengamos derechos, y las mujeres que hacemos política debemos saberlo, y sobre ello, no tener miedo de decir lo que son, partidos homófobos y machistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here