Google ha cancelado el conocido como proyecto Ara, un plan para crear un teléfono modular que la compañía heredó tras la compra de Motorola en 2011. Según avanza Reuters la compañía busca ahora un socio que quiera continuar con el proyecto de forma independiente, pero no dedicará más recursos a la idea.

Ara era una apuesta ambiciosa. Google pretendía crear un móvil con la misma filosofía de los PC sobremesa, en el que los diferentes componentes podrían actualizarse o cambiarse según las necesidades del momento. Los usuarios, por ejemplo, podrían optar por añadir una cámara de mayor resolución o mejores altavoces pero manteniendo la misma pantalla y procesador.

Este sistema, en teoría, permitiría crear móviles más baratos y con una vida útil más extensa, eliminando la cantidad de basura electrónica generada por los países desarrollados y facilitando la entrada del smartphones en mercados en vías de desarrollo, aunque la compañía nunca fue capaz de demostrar estos supuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here