Riesgos de tener sexo en el agua

0
1485

Playas, piscinas, pantanos, ríos… ¿A quién no le ha apetecido alguna vez? Tener sexo en el agua es una fantasía de lo más común (que ha cumplido casi todo el mundo), pero hay que tener en cuenta que implica ciertos riesgos. Atenta:

1-    Lubricación

El agua elimina casi al 100% la lubricación natural de tu cuerpo. Como consecuencia de la fricción, el sexo en el agua puede ser algo doloroso e incómodo. Es aconsejable utilizar un lubricante de silicona, resistente al agua.

2-     Anticonceptivos

Utilizar preservativo en el agua es bastante complicado. Lo ideal es ponérselo y quitárselo fuera del agua, pero debes tener en cuenta que la falta de lubricación, junto con la fricción, puede hacer que éste se salga o rompa más fácilmente. Aun así, si no estás practicando sexo con tu pareja habitual, recuerda que SIEMPRE debes protegerte con preservativo para evitar el riesgo de contraer una ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).

3-    Infecciones

Aunque parezca obvio, debemos recordar que en el agua de mar, ríos, piscinas y pantanos hay diferentes bacterias que pueden provocar una infección (ya hemos hablado de cómo se multiplica en verano el riesgo de cistitis, por ejemplo), y con más razón si están en contacto directo con tu genitales.Un ejemplo claro son las piscinas. Si no están bien tratadas con cloro, pueden provocar una infección urinaria, y si tienen demasiado, favorecer la aparición de hongos genitales.

4-    Arena

La orilla del mar puede ser un lugar idílico para hacer el amor (cuánto daño ha hecho el cine) pero también bastante peligroso. Los granos de arena no sólo pueden dañar tu vagina sino que también pueden perforar el preservativo, con el consiguiente riesgo de ETS y embarazo.

5-    Multas

Tener relaciones sexuales en lugares públicos puede ser un delito y conllevar multas. En Alicante, por ejemplo, tu apasionada sesión de sexo en el agua puede llegar a costarte 3.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here